Rellenos Faciales

RELLENOS FACIALES (FILLERS)

¿QUE SON? Son productos sanitarios inyectables cuya finalidad es recuperar la armonía y proporción facial.
Estos rellenos (también llamados en inglés “fillers”), están compuestos por materiales biocompatibles y biodegradables, y se utilizan para corregir arrugas y surcos, para dar volumen a determinadas zonas de la cara o revitalizar la piel de forma natural mediante un procedimiento sencillo.

Las 3 sustancias más empleadas y recomendables para dichos fines son: el Ácido hialurónico el Ácido poliláctico y la Hidroxiapatita cálcica El ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por el organismo, presente de forma principal en la piel.
Su función es la de retener agua, aportando hidratación y volumen.
Con el proceso de envejecimiento, esta sustancia se degrada y el organismo disminuye su capacidad de reponerla.

El resultado es la pérdida de volumen, contorno y la aparición de arrugas estáticas que dan al rostro una apariencia envejecida y cansada.


PRINCIPALES INDICACIONES :
✓ Relleno de surcos nasogenianos
✓ Realce de los pómulos
✓ Corrección de comisuras bucales
✓ Relleno de arrugas verticales en el labio superior (llamado código de barras)
✓ Perfilado y aumento de labios
✓ Restauración del óvalo facial
✓ Rejuvenecimiento de la piel (efecto de hidratación)

Las infiltraciones se realizan mediante una técnica mínimamente invasiva que permite al paciente reincorporarse a la vida social y laboral de forma inmediata.
Todos los rellenos se aplican con anestesia local para minimizar las molestias.
Otros tratamientos faciales, como el la Toxina Botulínica, pueden completar los resultados.
La pérdida del efecto es gradual y la duración de sus resultados esta entre 9 meses y 1 año.