Retensado facial con hilos PDO

Retensado con hilos PDO

¿En qué consiste el tratamiento?
El Lifting con hilos tensores o reafirmantes ha ido evolucionando con los años. Al principio de aplicarse esta técnica, el material de estos hilos, también llamados rusos, era el oro. El efecto era muy bueno pero el problema vino cuando muchos pacientes desarrollaron una alergia al material. Esto hizo que se investigaran nuevos materiales hasta llegar a los hilos actuales.
La gran mayoría de los hilos que aplicamos hoy en día, son Hilos Reabsorbibles, de Polidioxanona o de Ácido Poliláctico.

¿Qué son los hilos tensores reabsorbibles y cómo actúan ?
Como su nombre indica, son hilos hechos con materiales biocompatibles (los mismos que llevan años aplicándose en técnicas de cirugía cardiaca) que se reabsorben por si solos pasados unos meses y que producen un lifting natural al inducir la síntesis de colágeno propio.
El gran protagonismo que está cobrando su uso en el tratamiento de la flacidez y el envejecimiento, se debe a varios factores:
✓ Fácil y rápida aplicación (30-45 min.)
✓ Máxima seguridad (no producen rechazo ni alergia)
✓ Efecto lifting duradero (hasta dos años)
✓ Totalmente compatible con otros tratamientos (botox, rellenos, plasma…)

Los hilos producen dos efectos al implantarlos en la piel. Por un lado el efecto mecánico debido a la tracción del propio hilo al fijarse y por otro un efecto biológico producido por la fibrosis y la producción de colágeno nuevo.

El número de hilos a colocar estará en función del tipo de hilos elegidos y de la zona a tratar, así como del grado de flacidez. Es necesario ver al paciente para poder hacer un estudio y valorar qué tipo de hilos y cuantos necesitaría para conseguir la mejoría deseada y poder darle un presupuesto.